He tenido el privilegio de conocer las instalaciones de Healthing, situadas en el centro comercial ABC Serrano de Madrid, y he quedado maravillado por el nivel tecnológico en cuanto a medios y profesionales de los que disponen.

Healthing nace como una extensión de Reebok Sports Club, con el fin de dar apoyo médico a deportistas de todos los niveles, abarcando desde los más ocasionales hasta los profesionales.

Pasé tres horas con diferentes fisioterapeutas, los cuales me explicaron pormenorizadamente cada aparato de los que disponen para regenerar, curar o simplemente hacer más llevaderos los daños colaterales implícitos en la práctica deportiva. Salí con una idea clara, eso de que por hacer deporte tengamos que vivir con dolorcitos continuos hay que desecharlo de nuestra mente, y pensar que si algo duele, es porque hay un problema aunque sea menor y por lo tanto se le puede dar solución con los medios apropiados.

Comencé con una pequeña sesión de ondas de choque. Un pequeño aparato muy parecido a un ecógrafo, que produce unas descargas en forma de ondas de mayor o menor intensidad, y que por lo que me cuentan está dando unos resultados fantásticos en recuperaciones de espolones y lesiones que requieren deshacer calcificaciones óseas. Por cierto, fui tratado en una camilla que me impresionó por lo totalmente adaptable y ergonómica que era. Me comentó Alberto, el fisioterapeuta, que es una camilla de última generación y que facilita mucho tanto el trabajo del profesional, como la comodidad del paciente al recibir el tratamiento.

Posteriormente pasé a realizar la sesión de Vacusport. Aspectualmente es similar a un aparato de resonancia magnética, que lleva años usándose en la NASA para tratar a los astronautas posteriormente a sus expediciones al espacio, con el fin de recuperarse tras el efecto fisiológico producido en sus cuerpos por la ingravidez, y que en la actualidad se usa en los centros deportivos de alto rendimiento para recuperar a los deportistas de  lesiones e intervenciones quirúrgicas con mayor rapidez. El Vacusport funciona aplicando sobre el paciente presión positiva y negativa de manera alternativa durante un periodo de tiempo. Concretamente en mi caso la sesión fue de media hora. La sensación no es nada desagradable, a mi me pareció incluso relajante.

También probé terapia con frío y presión simultanea, que aplicándose de manera local sobre articulaciones lesionadas, producen una aceleración en el proceso de recuperación. Está ofreciendo muy buena respuesta en lesiones de ligamentos y óseas.

A continuación pasé a conocer el Imoove. Una maravilla de la técnica que me pareció prodigiosa y que tiene infinitas aplicaciones para cualquier deporte en concreto, o para la forma física a nivel general. Es una máquina con una pantalla LCD que te muestra toda la información necesaria para la realización de la sesión de ejercicio que hayas programado con anterioridad. Hay infinitas posibilidades y deportes para elegir. Te colocas sobre una plataforma circular, que empezará a producir un movimiento helicoidal con mayor o menor intensidad, velocidad y dirección, trabajando el equilibrio, la propiocepción y la fuerza, todo en uno. Además dispone de gomas elásticas para complicar más el trabajo realizado y hacerlo más completo, además de fortaleciendo el tren superior, ofreciéndote información a traves de la pantalla y en tiempo real, acerca de como estás realizando el ejercicio y los posibles desequilibrios que puedes tener muscularmente. Si queréis sentiros torpes, esta es vuestra máquina 😉

Para terminar hice una sesión de Redcord, un entrenamiento en suspensión para mejorar la resistencia incidiendo en la musculatura profunda. A mi me pareció el trabajo más parecido a las famosas planchas isométricas que hacemos para hacer fortalecimiento, pero muchísimo más completo y complicado, ya que al estár colgado por medio de unas cuerdas y con un fisioterapeuta trabajando contigo, consigues mejor resultado. Ofrece infinidad de trabajos, una vez que estás suspendido y trabajando isométricamente, el fisioterapeuta provoca una vibración en las cuerdas de tal manera que hace que tu musculatura se resienta y trabaje más que haciendo el mismo ejercicio en el suelo, ya que al estar suspendido necesitas también equilibrarte para no perder la posición correcta. La primera sesión consiste en una valoración general a modo de test, que indica al terapeuta los desequilibrios que existen en nuestro cuerpo y que señalarán la dirección a seguir en posteriores sesiones. De esta manera, el fisioterapeuta localizará cuales son nuestros puntos débiles o los por qués de esos dolores que tenemos en alguna zona, e irá trabajando concretamente en ellos hasta su desaparición.

Agradecer desde aquí a Healthing y Reebok Sports Club esas tres didácticas horas que pasé con ellos, aprendiendo nuevas tecnologías y terápias para los que nos gusta eso de poner nuestros cuerpos al límite.

Sin duda es el paraíso de los deportistas.

2017-11-22T15:06:44+00:00marzo 30th, 2017|Ciclismo, Entrenador Personal, Maratón, Natación, Nutrición, Ohp, Running, Triatlon|

About the Author:

Leave A Comment

This website uses cookies and third party services. Ok