Malos tratos.

Hace unos días, mi mujer, que como la mayoría sabéis es maratoniana, tuvo la mala suerte en uno de sus entrenamientos de tropezar y caer con su cara contra el suelo, con el resultado de brecha en la ceja con puntos y ojo hinchado y morado.

Afortunadamente una pareja que presenció el accidente, la acompañó hasta el centro de salud y estuvieron con ella todo el rato. Me gustaría tener el contacto de estas personas para agradecérselo mucho.

Tras días de compartir ratos con personas de diferentes condición, sexo, nivel cultural y edades, me ha llamó la atención un detalle. Muchos de ellos, recurrieron al chiste de los malos tratos cuando veían su ojo (ey tío, se te ha ido la mano….). La mayoría son gente a la que quiero mucho, y sé positivamente que todos detestan y condenan tanto como yo el delicado tema de los malos tratos a las mujeres, pero seguramente nos queda mucho por hacer a todos para que dejen de, no solo asesinar a decenas de mujeres todos los años en nuestro país, también para evitar que les hagan la vida imposible, un absoluto infierno, por el simple hecho de ser físicamente más fuertes que ellas.

Igual que no hacemos chistes con el holocausto nazi, por poner un ejemplo, deberíamos evitar recurrir al chiste cuando se trata de este tema, que es suficientemente grave como para buscar la gracia. Quizás es un tema que, sobre todo cuando no lo hemos vivido en primera persona, no lo tengamos aún tan interiorizado como para saber su crudeza y lo vanalizamos sin saber el daño que indirectamente estamos haciendo.

Así que vamos a ayudar entre todos, y además de escandalizarnos cuando vemos en los medios de comunicación otra mujer asesinada por un hombre, desechemos de nuestras vidas cualquier chiste en este sentido y vayamos arrinconando a los que son una minoría detestable. Seguramente con pequeños actos como estos, la sociedad en general y nuestro país en particular, irá en la buena dirección.

Hace unas semanas podíamos leer en la prensa que el gobierno local autraliano donde se celebra el Tour Down and Under de ciclismo, ha prohibido las azafatas que entregan los premios en los podios, para dignificar la imagen de la mujer. Todo un ejemplo.

Actos como este son los que hacen evolucionar a la sociedad.

2017-11-22T15:06:44+00:00enero 11th, 2017|Maratón, Running, Uncategorized|

About the Author:

Leave A Comment

This website uses cookies and third party services. Ok